Los 20 mejores bateristas |

keith moon la oms

Incluso los mejores bateristas rara vez están en el candelero, no hay pósters de ellos (fuera de las revistas de batería), sólo los pardillos quieren sus autógrafos. Los bateristas y bajistas trabajan en la sala de máquinas del rock’n’roll. Pero sin la máquina, el rock no rueda, así que dedicamos las próximas páginas a los hijos más talentosos de Thor. Sin duda hay muchos más bateristas importantes, pero hemos elegido veinte ejemplos especialmente brillantes de la especie de los bateristas de rock para representarlos.

PANADERO DE JENGIBRE

Pocos bateristas han tenido un documental sobre ellos en vida. «Beware Of Mr. Baker» muestra al genio loco con todos sus lados claros y oscuros. La etiqueta de «tamborilero del diablo» se le atribuye con razón. Ginger Baker tuvo el punto álgido de su carrera con el trío Cream, al que siguieron otras grandes bandas como Blind Faith y el Baker Gurvitz Army. Influido por el jazz de principios de los años 60, el baterista británico Phil Seamen fue su modelo y amigo, que desgraciadamente también le introdujo en la heroína. Por encima de todo, Baker estaba fascinado por los ritmos africanos, lo que explica su preferencia por los tom-toms. También fue un pionero de la interpretación del contrabajo. Después de los Swinging Sixties, se trasladó a Nigeria y tocó con el héroe nacional Fela Kuti. Perdió su fortuna varias veces a causa de su adicción a las drogas y de sus costosas aficiones, como la cría de caballos de polo. Sus batallas de batería con estrellas del jazz como Elvin Jones y Art Blakey también atrajeron mucha atención. Mientras tanto, el eterno baterista sin dinero vuelve a salir de gira con su Ginger Baker Jazz Confusion.

Mejor momento: su solo «Toad» en FRESH CREAM (1966):

JOHN BONHAM
John Bonham

Probablemente el baterista más importante del hard rock, ahora hay un concurso de talentos que lleva su nombre («Bonzo Bash»), así como un dispositivo de efectos rítmicos llamado «Bonhamizer». Se hizo famoso por su potente pie derecho sobre el pedal del bombo de gran tamaño, que también utilizaba para tocar los tresillos. Siempre utilizaba las baquetas más gruesas («árboles»). A los 5 años ya martilleaba cajas de cartón y latas, y a los 10 tuvo su primera caja. Sus ídolos eran Max Roach, Gene Krupa y Buddy Rich. Bonham nunca tomó lecciones, pero buscó el consejo de amigos bateristas. A los 15 años, John Bonham ya tocaba en dos bandas al mismo tiempo. Actuó con el que luego sería el cantante de Led Zeppelin, Robert Plant, en la Band Of Joy y más tarde firmó con Tim Rose. Cuando Jimmy Page lo vio con Rose, quiso contratarlo en el acto. Se produjo un feroz cortejo, al que Bonham acabó cediendo. Su temprana muerte en 1980 convirtió a Bonzo en un mito. El hijo Jason Bonham demuestra ser un heredero de gran talento.

Mejor momento: Solo en ‘Moby Dick’ de LED ZEPPELIN II, donde también utiliza sus manos desnudas:

BILL BRUFORD

Prefiriendo el desafío artístico al estrellato, Bill Bruford tocó en algunas bandas de rock famosas, y luego se pasó a la fusión y al jazz. Fascinado por los bateristas de jazz, empezó a tomar clases a los 13 años. Su primer grupo importante fue Savoy Brown, y luego pasó a Yes, con el que grabó los álbumes definitorios de los años 70. Bruford pasó a King Crimson, fue batería de gira con Genesis y fundó la aclamada banda de fusión UK en 1978. A finales de los 80, creó Earthworks, una banda de jazz. Ha grabado discos en solitario y actualmente participa en numerosos proyectos. Lo que llama la atención del estilo de los últimos trabajos de Bruford es la aparente falta de esfuerzo con la que toca, y también utiliza elementos electrónicos y samples. Bruford es muy elocuente y publicó su libro «The Autobiography» en 2009.

Mejor momento del rock: ‘Perpetual Change’ (del álbum en directo YESSONGS, 1973):

MATT CAMERON
Matt Cameron

Es uno de los bateristas más versátiles del rock alternativo, elogiado nada menos que por el baterista Neil Peart por su versatilidad. Actualmente es miembro de Pearl Jam y Soundgarden, y siempre se ha mostrado abierto a todo tipo de proyectos. Formó parte del legendario álbum TEMPLE OF THE (1991), tocó en el primer disco de Queens Of The Stone Age, tuvo sus propios proyectos paralelos con Hater y Wellwater Conspiracy. Nacido en San Diego, al principio tocaba en una banda de versiones de Kiss. Nombra a Tony Williams, Keith Moon, Steve Gadd y Stewart Copeland como primeras influencias. Los paradiddles son una de sus especialidades. En 1983 se trasladó a Seattle para tocar en Skin Yard, tres años después se unió a Soundgarden, para quienes también escribió canciones. Lleva con Pearl Jam desde 1998.

Mejor momento: «Unemployable» (de PEARL JAM, 2006):

PHIL COLLINS
Phil Collins. Fotografía: Lorenzo Agius.

Uno de los pocos bateristas que ha hecho carrera como estrella del pop mundial con una serie de canciones de éxito. De baja estatura y calvo, está dotado de una notable voz y, por supuesto, de un gran sentido del ritmo. Collins comenzó su carrera en el mundo del espectáculo como actor infantil y se unió a Genesis como batería en 1970. Al mismo tiempo, tenía su grupo de jazz rock Brand X, con el que grabó seis álbumes. Buddy Rich y John Bonham estaban entre sus ídolos, y en 1974 sustituyó a Peter Gabriel al micrófono después de que Genesis hubiera probado 400 cantantes sin éxito. Su sustituto en la batería fue el respetado Chester Thompson. Después de que Collins llevara a Genesis a nuevas cotas comerciales con un estilo simplificado, lanzó su carrera en solitario y celebró un éxito rítmico con ‘In The Air Tonight’. En 1996, formó la Phil Collins Big Band y se puso a la batería para interpretar versiones de jazz de éxitos de Genesis y en solitario.

El mejor momento: su dúo de batería con Chester Thompson en la gira «We Can’t Walk» de Genesis en 1991:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.