Llamadas de larga distancia: ERASER

Excelencia instrumental

Post-rock, groove-prog, jam-metal experimental… como quiera llamarse el estilo de la banda de Münster: Long Distance Calling es una clase propia. Y lo llevan haciendo desde hace más de una década y media. Al principio de su carrera, todavía estaban notablemente influenciados por grupos como Tool, Porcupine Tree o Mogwai, pero hoy en día sólo se pueden escuchar rastros de ellos. El cuarteto hace lo suyo. Y esto es válido tanto para los momentos de «hard groovers» como para los atmosféricos y contemplativos. Tras una breve introducción, ‘Blades’ y ‘Kamilah’, que abren el nuevo trabajo con virtuosismo, son dos excelentes ejemplos de esta tesis.
pruebas. También desde el punto de vista temático, vuelven a tomar caminos originales. Cada canción del disco está dedicada a una de las formas de vida extinguidas de nuestro planeta: la monumental ‘500 Years’, por ejemplo, al tiburón de Groenlandia, la nerviosa ‘Blood Honey’ a la abeja o la canción que da título al disco, apropiadamente apocalíptica al final, a nosotros los humanos. Pero incluso sin estos conocimientos, ERASER funciona de forma excelente. Las piezas son tan emotivas, tan potentes y siempre con una dinámica sorprendente que el oyente apenas se da cuenta de que son todas instrumentales. En lugar de una canción que se utiliza en la mayoría de los discos de la banda para
esta vez «sólo» contaron con el saxofonista Jørgen Munkeby de los noruegos Shining para ‘Sloth’.

9 de 10 puntos

Llamadas de larga distancia
ERASER
EARMUSIC/EDEL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.