Buen trato con el karma

Hay que trabajar duro, atreverse a pedir y simplemente hacerlo, luego el karma funciona. Al menos funciona para las nuevas estrellas emergentes en el cielo del rock llamadas Classless Act. En poco tiempo y con la ayuda de su discográfica, la banda estadounidense ha conseguido hacer importantes contactos, realizar una gran gira «The Stadium Tour» con Mötley Crüe y grabar un álbum de debut, WELCOME TO THE SHOW, que muchos esperan con impaciencia. «De alguna manera, todos los que queríamos trabajar estaban de acuerdo. Así que Bob Rock produjo algunas de las canciones, tuvimos sesiones de composición con Taylor Hawkins de los Foo Fighters y con Justin Hawkins de The Darkness. Vince Neil de Mötley Crüe canta en la canción ‘Classless Act’. Fueron grandes experiencias. De alguna manera, pienso para mí: hay que pedirle al universo amablemente y entonces recibirás algo de vuelta. Eso es algo maravilloso. Mientras que nosotros también trabajamos muy duro y estábamos absolutamente preparados para todo. Además, hay que ser agradecido, ¡entonces el mundo te da más!», dice el carismático cantante Derek Day de buen humor y casi mentalizado en la entrevista de Zoom. En la formación de la banda también parece haber influido un cierto destino, ya que los miembros se conocieron de una forma poco habitual: «Todo sucedió a través de las redes sociales, los astros se alinearon y así nos juntamos, aunque somos de California, Texas y Argentina. Nuestro guitarrista, bajista y yo nos conocimos a través de Instagram y Facebook, nuestro otro guitarrista lo encontramos en TikTok. Sólo a nuestro baterista lo conocimos en un show con su antigua banda punk y le pedimos que se uniera».

Está claro que Day ve el poder de las redes sociales -en contraste con muchos de sus colegas más veteranos- como algo absolutamente positivo: «Creo que es una forma estupenda de mostrar a la gente quién eres. Seguro que se pierde algo de misterio con ello, pero si se utilizan bien estas plataformas, eso también se puede evitar». Derek atribuye el hecho de que Classless Act siga destacando en un mar de jóvenes bandas de rock a los explosivos espectáculos de su grupo: «Nuestros conciertos son una auténtica locura. No creo que nadie los olvide. Tocamos un enérgico rock’n’roll con un toque de Queen, Bowie o Queens Of The Stone Age. Actualmente en L.A. todas las bandas están usando pistas, esto apesta totalmente, ¡qué cojo es! No quiero oír eso, así que no lo hacemos. Todas las noches, cuando tocamos, estamos metidos de lleno y nos entregamos, queremos ver a todo el mundo, golpear a todo el mundo», explica el frontman, gesticulando salvajemente y lleno de euforia. El ambicioso debut del grupo capta esta energía: «El álbum está bien equilibrado. Es agresivo, pero siempre encontrarás también un lado vulnerable. Y en algún lugar se puede escuchar a menudo un poco de rareza o diversión».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.